Última milla: claves para entregas exitosas

El término última milla se usa en la logística para definir el último tramo de viaje de un producto desde la bodega hasta la puerta del cliente.

Es decir, es la etapa en la que culmina la cadena de suministro, por lo que es clave para la satisfacción del cliente final.

Optimizar la entrega de productos durante la última milla es una de las etapas más importantes. Sin embargo, encargarse de todo el proceso, dependiendo de varios factores, puede ser costoso para la empresa y requerir un gran esfuerzo.

De acuerdo a las características del proceso, los costos en la organización de la última milla pueden abarcar entre 13% y hasta 75% del gasto total de la logística.

¿Por qué es tan importante la última milla en la logística?

El comercio electrónico exige una entrega rápida y puntual, sin importar el tamaño de la empresa.

Por ello, en medio de la alta competencia actual es un factor decisivo para conseguir la preferencia del cliente.

Ante esta realidad, los minoristas han hecho grandes inversiones en los procesos de última milla para tener ventajas en el mercado.

Este proceso implica operaciones logísticas de despacho de mercadería, planificación de rutas y otras etapas necesarias para garantizar que el producto llegue a su destino final.

Además, todas estas fases deben cumplirse en cortos tiempos, para cumplir con las condiciones prometidas al cliente.

El cumplimiento de la entrega, en el tiempo acordado y sin daños, es vital para garantizar que el cliente quede satisfecho y regrese.

Etapas de la entrega de pedidos

Para que el cliente final pueda tener su pedido en las manos, se deben cumplir diferentes etapas dentro de la logística de entrega de pedidos.

Estas fases que debe cumplir la empresa son:

Recepción del pedido

Cuando el cliente realiza la compra por la tienda online la empresa recibe la información detallada del producto solicitado.

Estos datos importantes, como la cantidad y características, son fundamentales para una entrega exitosa.

Comprobación del pedido

Tras la recepción del pedido, se debe verificar que el pedido sea correcto y que se haya realizado el pago por los medios establecidos.

Preparación del pedido

El siguiente paso es la preparación del pedido, donde se realiza el embalaje del producto solicitado y se organiza en los lotes de salida.

Envío y entrega del pedido

La mercadería se transporta desde las bodegas, a través de las rutas previamente organizadas, y se hace la entrega al cliente final.

Comprobación de la entrega 

De acuerdo al proceso que defina la empresa, una vez hecha la entrega de mercancía, se deja constancia mediante un documento, firma, foto u otras opciones.

Claves para entregas exitosas

A medida que crece el comercio digital y se intensifica la competencia, se deben implementar estrategias que mejoren el servicio.

Estas acciones implican contar con un óptimo proceso logístico de última milla, para ello, algunas claves que debes tomar en cuenta son:

Uso de tecnología móvil

El uso de tecnología móvil permitirá a la empresa supervisar o modificar el proceso desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

Planificación de rutas

Es importante contar con plataformas que permitan optimizar las rutas en segundos, para que se puedan despachar casi inmediatamente después de la compra.

Gestión de la última milla

No todas las empresas estudian y miden las actividades de la última milla, lo que es indispensable para alcanzar la eficacia deseada. Lo ideal es contar con informes y datos que ayuden a mejorar la gestión.

Seguimiento del producto

El seguimiento en tiempo real del producto durante todos los procesos es uno de los factores cruciales en la gestión logística.

Medición de la experiencia de los clientes

Medir la experiencia de los clientes ayudará a la empresa a detectar cualquier problema con las entregas de última milla para garantizar un mejor servicio.

Tener un aliado estratégico 

El proceso logístico para la entrega de un pedido es largo y complejo, por todas las etapas que comprende.

Por ello, una opción ideal es contar con un aliado que se encargue de llevar los pedidos hasta las manos de los clientes.

En e-Fulfillment contamos con los mejores servicios que se ajustan a las necesidades de cada empresa.

Podemos almacenar tus productos, recibir tus pedidos, realizar el embalaje y empaquetamiento y entregar directamente al cliente final.

Deja el despacho de tus pedidos en manos de expertos y garantiza a tus clientes una entrega puntual y rápida.